Turismo.org
×
Plaza de San Pedro 9

Plaza de San Pedro

Plazas de Roma
Piazza S. Pietro Piazza San Pietro Vatican Roma Italia
La Plaza de San Pedro, gran antesala de la Basílica de San Pedro, está ubicada en la Ciudad del Vaticano.
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La Plaza de San Pedro (en italiano Piazza San Pietro), gran antesala de la Basílica de San Pedro, está ubicada en la Ciudad del Vaticano, en Roma, Italia. Se trata de una gran explanada en forma de trapecio que se ensancha en sus laterales en columnatas de forma elíptica que rematan sobre un conjunto de balaustres donde se asientan las figuras de 140 santos. Dos fuentes se encuentran en su interior y en el centro un obelisco de 25 metros de altura. Enteramente proyectada por el escultor, arquitecto y pintor italiano Gian Lorenzo Bernini, muestra al fondo la fachada de la Basílica de San Pedro, el mayor templo de la cristiandad.

La Plaza de San Pedro fue construida entre 1656 y 1667 con el fin de crear un sitio capaz de acoger grandes congregaciones de fieles y se llega a ella a través de la Via della Conciliazione, una avenida que resulta ser su principal acceso. En esta plaza el Papa celebra algunas liturgias solemnes que reúnen a multitudes como las audiencias públicas.

Sus dimensiones alcanzan los 320 metros de larga y 240 metros de ancha y en los acontecimientos más destacados del Vaticano la Plaza de San Pedro ha llegado a albergar más de 300.000 personas.

Bernini ha utilizado para la estructura de la Plaza de San Pedro una arquitectura oblicua que impresiona como un único grupo arquitectónico que circunda la Basílica.

En el mes de marzo de 2009 se procedió a la restauración de la columna que abraza la Plaza de San Pedro y se estima que su las tareas durarán varios años ya que debe hacerse con sumo cuidado para mantener su estructura original y luego de estudiar minuciosamente el estado actual de la misma ya que luego de 300 años el deterioro comienza a hacerse evidente haciendo necesaria una urgente conservación sin ocasionar daños en una estructura de semejante valor simbólico.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*