Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Arriba de la página

Subir

Sin opiniones :(

Austria

  
Austria

Austria ubicaciónAustria (en alemán: Österreich, literalmente “el reino del este” o “Imperio del Este») es un país alpino sin salida al mar de habla alemana en Europa Central. Limita al oeste con Suiza y Liechtenstein, con Alemania y República Checa al norte, Eslovaquia y Hungría al este y Eslovenia e Italia por el sur.

Información general

Bandera de AustriaAustria es, sin duda, uno de los países que más posibilidades tiene que ofrecer al viajero. La sobriedad y elegancia de sus ciudades contrasta con los espectaculares paisajes alpinos que rodean algunas de las poblaciones en la zona sur y central.

Viena, la ciudad imperial, es una de las mejores ofertas artísticas y culturales de Europa, mientras que Salzburgo es el primer destino para los amantes de la música clásica. La ciudad natal de Mozart es uno de los pocos lugares del mundo donde te puedes topar con músicos de conservatorio tocando en las calles. Tampoco te sorprendas si de repente te encuentras paseando por la calle de la Filarmónica de Viena o por la Plaza Mozart; Salzburgo está llena de referencias a la música clásica. Por si fuera poco, las impresionantes cúpulas de sus iglesias barrocas le dan un aire señorial compartido por muy pocas ciudades.

Austria mapa pequeñoSi eres un amante del esquí, Austria no puede faltar entre tus destinos. El Tirol y los Alpes ofrecen el entorno ideal para la práctica del deporte blanco y completan el perfil del que probablemente sea el país más elegante de Europa.

Historia de Austria

Fiestas y eventos

Los días festivos en Austria son el 1 y el 6 de enero (Día de la Epifanía), Lunes de Pascua, el Día del Trabajo (1 de mayo), la Ascensión, Lunes de Pentecostés, Corpus Christi, el Día de la Asunción (15 de agosto), el 26 de octubre es la Fiesta Nacional, 1 de noviembre el Día de Todos los Santos y en diciembre el 8, el 25 y el 26.

A lo largo de todo el año hay multitud de festivales y fiestas locales de carácter cultural por todo el país. En Viena y en Salzburgo los conciertos y eventos musicales son los protagonistas, siendo julio y agosto los meses más destacados. En octubre se celebra la “Viennale”, el Festival de Cine de la capital austriaca. Uno de los eventos más curiosos es el Festival de Chocolate Gigante en la localidad de Bludenz, situada en el estado de Voralberg, celebrado cada 11 de julio. Los niños compiten en una serie de juegos y el ganador se lleva su peso en chocolate.

Clima

Las temperaturas que te vas a encontrar en Austria varían según la altitud de la zona en la que te encuentres, pero la media anual oscila entre los 6 ºC y los 8 ºC. En cualquier caso, la primavera y el otoño son normalmente templados en todo el país. Los veranos suelen ser cortos y con temperaturas suaves, aunque a veces el calor te puede sorprender y se llegan a alcanzar los 37 ºC. Por las noches procura no dejarte en casa la chaqueta, ya que siempre refresca. En el invierno austriaco el frío y la nieve no perdonan, sobre todo en diciembre. Las lluvias oscilan entre los 1000 y los 1300 m m anuales, siendo abril y noviembre los meses más húmedos y mayo y septiembre los más secos.

Seguridad

Austria no cuenta con ninguna zona de riesgo que haya de ser evitada, por lo que sólo te recomendamos que no olvides las habituales medidas de precaución que se toman antes de salir de casa.

Datos sanitarios

La normativa sanitaria no exige ninguna vacuna para entrar en el país, por lo que si tomas las habituales medidas de higiene y precaución saldrás de Austria como has entrado. La mayoría de los austriacos están vacunados contra la encefalitis centroeuropea, transmitida por las garrapatas que son habituales en las zonas verdes de los meses de verano. Si vas en verano y vas a estar más tranquilo te puedes vacunar antes de viajar o llevarte algún antídoto contra las picaduras. Pero en realidad existe un riesgo mínimo.

La infraestructura sanitaria está bastante desarrollada y la calidad de las prestaciones hospitalarias es bastante buena en general. Los ciudadanos de la Unión Europea pueden disfrutar del convenio con la Seguridad Social, aunque tendrán que pagar los medicamentos y la atención médica que no sea urgente, por lo que es aconsejable contratar un seguro médico antes de partir.

Dinero

Moneda Austria

Moneda Austria

Desde enero de 2002 la moneda oficial es el euro. Haste ese momento fue el chelín austriaco.

Las tarjetas de crédito –sobre todo American Express, Visa, Diners Club y Mastercard –cheques de viajes y Eurocheques son ampliamente aceptados. Tampoco tendrás ningún problema a la hora de encontrar cajeros automáticos, conocidos como Bankomats; hasta los pueblos más remotos cuentan al menos con uno.

Moverse por Viena resulta caro, más que en otras ciudades austriacas y que en los principales sitios turísticos del país. Las áreas rurales y más remotas son más baratas. Para que te hagas una idea, alojarse en una modesta pensión te puede salir por unos 60 euros la noche. Si quieres comer y cenar medianamente bien, y salir a tomar algo por la noche, calcula que te gastarás unos 125 euros. Los estudiantes y jubilados pueden aprovecharse de los descuentos que les ofrecen en museos y transporte público.

Cómo llegar a Austria

En avión

Los aeropuertos de Salzburgo, Graz, Innsbruck, Klagenfurt, Linz y el aeropuerto de Viena reciben vuelos internacionales, si bien el de la capital es el más importante del país. Austrian Airlines es la principal línea aérea y conecta varias veces al día la capital con las principales ciudades europeas como Ámsterdam, Berlín, Frankfurt, París, Londres y Zúrich. Laudaair y Tyrolean Airways son las otras dos compañías austriacas.

Por tierra

Si ya estás en Europa, coger el coche es una buena opción ya que existe una red de autopistas muy desarrollada tanto en Austria como en los países vecinos. Desde Francia o Alemania no tendrás que pagar peaje, sí desde la República Checa, Suiza o Eslovaquia y una vez hayas entrado en Austria.

Viajar en tren es también bastante cómodo, rápido y económico. Además Austria ofrece unas excelentes conexiones con el resto de Europa y cuenta con una de las redes de ferrocarriles más desarrolladas de Europa. En su web podrás consultar horarios y tarifas: www.oebb.at. Los autobuses son más baratos pero menos rápidos y cómodos que el tren. La compañía Blaguss Reisen tiene conexiones regulares con los principales destinos europeas, incluyendo Londres.

Transporte en Austria

El transporte en Austria está bastante desarrollado, por lo que opciones no te van a faltar para moverte por el país. El avión es una opción rápida, pero bastante cara.

Avión

La compañía Tyrolean Airways ofrece la mayoría de los vuelos internos; a lo largo de la semana conecta Viena con Graz, Klagenfurt e Innsbruck, y al menos dos veces al día hay vuelos a Salzburgo y Linz.

Trenes

El tren es una opción más económica. Además el país está muy bien cubierto por la compañía estatal OEBB.

Autobús

El autobús es más barato aún, aunque más lento; sin embargo es ideal para trayectos cortos o para ir a algunas estaciones de esquí en el Tirol y en Voralberg, a las que no se puede llegar en tren.

Carretera

El coche siempre te da más libertad te da al poder elegir tu propio ritmo de viaje. Si no llevas el tuyo o no tienes, podrás alquilar uno sin ningún problema. Eso sí ten cuidado con las zonas de montaña, y recuerda que para utilizar la autopista tendrás que comprar una viñeta y colocarla visiblemente en el parabrisas. Vale 70 chelines a la semana y 150 por dos meses.

Alquiler de coches

En Austria se pueden encontrar diversas empresas de alquiler de coches en los puntos de mayor concurrencia para poder desplazarse por la ciudad.Están en estaciones y paradas de autobus, además las empresas ofrecen sus servicios en diferentes medios.

Qué ver en Austria

En Viena

La ciudad en sí es un gran conjunto monumental, pero hay algunas visitas que no te puedes perder.

  • La Ópera de Viena (“Staatsoper”) encabeza la lista; si tienes ocasión no dejes de asistir a una representación, ni de hacer una visita guiada por su interior. Un recorrido por la “Ringstrasse”, el gran bulevar que circunda el casco histórico de Viena, es otro punto obligado de tu visita a la capital.
  • El Palacio de Schönbrunn, situado en el parque del mismo nombre, es imprescindible para el amante de la arquitectura barroca. La grandiosidad de su fachada y la majestuosidad de su interior dejan atónitos a todos sus visitantes, aunque para muchos, lo mejor del conjunto son los jardines.
  • El Palacio Belvedere, hoy casa de la Galería de Austria, es otra de las joyas del Barroco que podrás encontrar en Viena.
  • El Museo de Bellas Artes de Viena es uno de los mejores de Europa y alberga una de las mejores colecciones de Rubens y Brueghel.
  • Para los amantes del psicoanálisis, el Museo Sigmund Freud es una visita obligada; en lo que fuera su apartamento, se conservan sus muebles y posesiones, cartas, documentos y fotografías.
  • Museo de Ciencias naturales
  • Museo de Arte Moderno
  • La Escuela Española de Equitación es otra de las visitas imprescindibles. Ver cómo danzan los caballos perfectamente coordinados al son de la música clásica es un auténtico espectáculo.

En Salzburgo

En Salzburgo no puedes dejar de hacer un recorrido por la parte antigua de la ciudad, una de los mayores centros del Barroco europeo. Sus iglesias, patios, fuentes y plazas son espectaculares. La Catedral de la Domplatz es la primera parada de tu visita a Salzburgo. El exterior destaca por las tres puertas de bronce de su fachada que simbolizan la fe, la esperanza y la caridad, y en el interior podrás ver la pila donde bautizaron a Mozart.

Muy cerca de allí encontrarás la Abadía de St Peter, donde no te puedes perder la visita a las catacumbas de su cementerio. La Iglesia Franciscana (“Franziskanerkirche”), síntesis de elementos románicos, góticos y barrocos, es otro de los principales atractivos de la ciudad. Siguiendo con las iglesias, la de la Colegiata (“Kollegienkirche”) en la Universitätsplatz, es considerada otra de las obras cumbres del Barroco por su estructura, más que por la decoración.

La Fortaleza de Hohensalzburg es, para muchos, lo mejor de la visita a Salzburgo. Tendrás que subir a pie o en funicular, ya que se encuentra a 120 m de la ciudad. El recorrido por sus pasadizos y salas de tortura es escalofriante, aunque queda compensado por las impresionantes vistas de la ciudad que ofrecen sus alrededores.

Otro de los puntos más visitados de Salzburgo es la Casa de Mozart (“Mozart-Wohnhaus”) en la Makartplatz. Por unos 65 chelines podrás hacer un recorrido completo por la que fuera lugar de residencia del compositor austriaco durante siete años desde 1773.

Fuera de la ciudad, las visitas a Hellbrunn (donde destacan las fuentes y los jardines de su palacio) Gaisberg y Untersberg valen la pena, éstos últimos para contemplar una espectacular panorámica de los Alpes austriacos.

En Innsbruck

Innsbruck es famosa por el magnífico entorno alpino que ofrece, ideal para la práctica del esquí. Sin embargo, la ciudad cuenta con otros muchos atractivos para el viajero. El “Tejadillo de Oro” (Goldenes Dacha), la Catedral de St. Jacob y la Iglesia Imperial (“Hofkirche”) son algunas de las visitas que no te puedes perder.

La región del Parque Nacional de Hohe Tauern merece una visita aparte. Lo más espectacular de esta zona es el pico de Grossvenediger, cubierto permanentemente de nieve y rodeado de glaciares, y las cataratas de Krimml, de más de 350m de altura.

Qué hacer en Austria

Recorridos turísticos

Recorrido de una semana
Conocer Viena a fondo al menos te llevará cuatro días; la Ópera, el Palacio de Schönbrunn, el de Belvedere y el Museo de Bellas Artes son algunas visitas imprescindibles en la capital austriaca. De ahí parte a pasar dos días en Salzburgo, donde no te puedes perder la Catedral de la Domplatz, la Abadía de St. Peter ni la Fortaleza de Hohensalzburg. Después de conocer la ciudad puedes hacer una excursión a Gaisberg y a Utenberg, y otra a Hellbrunn. Una buena forma de terminar tu viaje a Austria es dedicar el último día a explorar las montañas y lagos de la región de Salzkammergut.

Recorrido de dos semanas
Si tienes la suerte de poder pasar dos semanas en Austria, empieza por añadir un día más a las visitas de Viena y Salzburgo. En Viena, además de los palacios y museos, la visita a la Escuela Española de Equitación vale la pena. En Salzburgo, las ostentosas iglesias barrocas, la Casa de Mozart y la Fortaleza de Hohernsalzburg son los puntos más atractivos. De ahí parte a la región de Salzkammergut, donde te querrás quedar al menos dos días. El resto de la semana se la puedes dedicar a conocer las cataratas y los picos del Parque Nacional de Hohe Tauern, y el magnífico entorno alpino de Innsbruck.

Recomendaciones

  • Tomar una tarta y un café en el Hotel Sacher de Viena.
  • Visitar el interior de la Ópera de Viena (“Staatsoper”)
  • Aunque sea tópico, en los meses de invierno vale la pena coger uno de los carros que da la vuelta a Ringstrasse, envuelto en mantas.
  • Pasear por los jardines del Palacio de Schönbrunn en Viena.
  • Ver las pinturas de Klimt en el Oberes Belvedere, uno de los salones del Palacio Belvedere, hoy casa de la Galería de Austria.
  • Hacer senderismo en el Parque Nacional de Hohe Tauern y en los Alpes de Stubai. En Hohe Tauern no te dejes de la excursión al impresionante pico de Grossvenegiger, ni el recorrido por el camino que se extiende a lo largo de las cataratas de Krimml
  • Para los amantes de Mozart y en general de la música clásica, acudir al Festival Internacional de Salzburgo, el más importante de todo el mundo y celebrado desde finales de julio a finales de agosto.
  • Subir a contemplar las vistas de Salzburgo desde la Fortaleza Hohensalzburg situada a unos 120 m de altura sobre la ciudad. El recorrido por los pasadizos y las dantescas salas de tortura del castillo también vale la pena, sobre todo si te van los contrastes.

Dónde dormir

Los hoteles por lo general incluso en ciudades más pequeñas son bastante caros (más aún en las grandes ciudades) las posibilidades de encontrar un alojamiento más barato en las grandes ciudades pasan por los albergues juveniles y en los pueblos más pequeños a menudo se pueden encontrar familias que alquilan habitaciones de sus casas, con desayuno incluido (busca Pension or Zimmer Frei signs) por € 15-25. En el campo, muchos agricultores alquilan habitaciones por un par de noches, tanto oficial como extraoficialmente. Para encontrar un lugar para quedarse, simplemente llama a la puerta de la granja y pregunta – si no tienen una habitación disponible, es probablemente que conozca a alguien cerca que lo hace.

También puede encontrar una gran cantidad de camping (algunos de ellos están abiertos durante todo el año), están excepcionalmente limpios y a menudo ofrecen servicios adicionales, también son un poco más caros que en otros países de Europa Central.

En los hoteles por eso se te pedirá que entregues tu pasaporte o carné de conducir y pueden negarse a hospedarte si no los llevas contigo. No te preocupesdemasiado acerca de la entrega de tu pasaporte. En muchos países esta práctica suscitan preocupación, pero en Austria es un procedimiento estándar. Tu pasaporte te será devuelto. Si te quedas en un alojamiento privado durante más de dos semanas, debes obtener un documento de registro (Meldezettel) de la autoridad del registro local (Bezirksamt o Meldeamt), que generalmente se encuentra en el ayuntamiento. Este documento debe ser firmado por el propietario o arrendatario de tu hospedaje. El hecho de no presentar este documento a la salida, podría causar dificultades si has estado en el país durante más de dos o tres meses.

Dónde comer

En Austria es imposible no pensar en caza y dulces a la hora de comer, dos especialidades no aptas para los que sufren de colesterol alto. Y lo mismo sucede con el cerdo y el chucrut. Calorías a toda marcha para lo más crudo del invierno. Además de contundentes, exquisitas.

En Viena

Uno de los mejores exponentes de la cocina vienesa es la del restaurante Korso, del Hotel Bristol Kärnter Ring 1, Philharmonikerstrasse 4, telf +1 51 51 65 46. El ambiente y la decoración no desmerecen. Una velada de lujo austriaco. A la carta por 75 €.

Steirereck, Rasumofskygasse 2, telf +1 713 31 68. Una de las mejores carta de vinos. Se permite visitar la apabullante bodega.70 €, a la carta. Tiene un menú a mediodía por la mitad.

El goulash es un plato de origen húngaro a base de carne condimentada con paprika, una especie de pimentón autóctono. En el restaurante Gulachmuseum elaboran más de cien clases distintas. A partir de los 10 €. Schulerstrasse 20, telf +1 512 10 17.

Si nos sentimos un poco demasiado pletóricos de proteína animal lo mejor es pasarse por Wrenkh, Bauemmarkt 10 telf +1 533 15 26, el mejor vegetariano de la ciudad con recetas imaginativas. A partir de 20 €.

El restaurante Smutny, en el número 8 de Elisabethstrasse, es un buen sitio para degustar la típica comida vienesa sin gastarse un dineral. Además, las raciones son abundantes y los precios son bastante razonables (desde 6 €.). Abre todos los días de 10 de la mañana a media noche.

El Nashmarkt (Schwarzenbergplatz 16 y Schottengasse 1) es otro sitio ideal para los que vayáis con el presupuesto justo. Cuenta con un buffet variado que ofrece un menú de tres platos por unos 5 €, 6 € si es fin de semana.

Si subimos de categoría, La Creperie (Grünangergasse 10) es una buena opción. Tiene varios salones, cada uno con un ambiente totalmente distinto, y también cuenta con una terraza para el verano. Abre todos los días de 11.30 a medianoche y los platos de carne y pescado cuestan entre 10.5 y 17.8 euros.

Uno de los mejores restaurantes de la capital austriaca (y de los más elegantes) es el Drei Husaren, en Weihburggasse 4. Los precios oscilan entre los 22 € y 36.35 €, por plato.

En Salzburgo

Karl-Rudolf Obauer, a 42 Km del centro, en Wefen, justifica el trayecto sobradamente. Un verdadero templo de la cocina centroeuropea. Markt 46, telf +6464 5 21 20. Terraza. Desde 30 €, aprox.

El Café Winkler (Mönchsberg 32) es uno de los mejores restaurantes de la zona, al menos es el que dispone de las vistas más espectaculares. Los precios rondan los 19.25 €, por plato.

El restaurante Wegscheidstuben (Lasserstrasse 1) es uno de los lugares más económicos de la zona y uno de los más auténticos, muy frecuentado por la gente de allí. Ofrece un menú de tres platos por unos 8.75 € y está abierto de martes a sábado desde las ocho de la mañana a medianoche, y los domingos a la hora de comer.

Otro sitio donde comer por poco dinero y disfrutando de unas espléndidas vistas es el restaurante Naturfreundehaus en el albergue del mismo nombre. Lo encontrarás en el 19 de Mönchsberg. Los precios van desde los 4.75 a los 8 €, por plato y abre todos los días.

El Gasthof Auerhahan (Bahnhofstrasse 15) es más caro, pero los precios son razonables teniendo en cuenta la calidad de la comida y la buena reputación del sitio. Cierra los domingos por la noche y los lunes, salvo en agosto.

En Innsbruck

Gasthof Zum Schwan, Swarovskistr 2, telf +5224 5 21 21. Cocina tirolesa, buenos precios –sobre los 25 € y ambiente cordial. ¿Quién da más?

Para los que no os podáis permitir grandes lujos, el Café Central (Gilmstrasse 5) es una buena opción, acogedor y económico. Ofrece típicos platos austriacos entre 5.45 y 9 euros, y los domingos de ocho a diez de la noche tocan el piano.

El Gasthaus Goldenes Dachl (Hofgasse 1) es un buen sitio para degustar las especialidades de la zona, como el Bauerngröstl con ensalada (8.75 €). Abre todos los días de 7:30 de la mañana a medianoche.

El Altstadtstüberl (Riesengasse 13) es uno de los mejores restaurantes para degustar la comida del Tirol; la carta es bastante variada y los precios van de los 8.75 a los 17.5 €. Los domingos y días festivos cierra.

Foros de Austria

Entra al foro de turismo y comparte experiencias con gente como tú.

Enlaces

¿Ya lo has visitado? Comparte tu experiencia

Haz que tu opinión ayude a otras personas a conocer mejor este sitio