Turismo.org
×
Madeira

Madeira

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Madeira es un archipiélago sub-tropical situado en el Océano Atlántico y una región autónoma de Portugal. El archipiélago está formado por dos islas habitadas, Madeira y Porto Santo, y dos grupos de islas despobladas llamado Islas Desertas y las Islas Salvajes. Es parte de la zona de la Unión Europea ultraperifric.

Funchal (Portugal)

Vista de Funchal (Portugal) http://en.wikipedia.org/wiki/File:Funchal_Pico_da_Cruz.jpg

Conocido mundialmente como la isla de la primavera eterna, Madeira o “Ilha Jardim” tiene un clima templado durante todo el año. La principal actividad económica de la región es el turismo, recibiendo visitantes sobre todo de Europa durante todo el año, que buscan la suavidad de su clima.

la isla de Madeira está a 310 millas de la costa africana y 620 millas del continente europeo, sólo 1h 30mn vuelo desde el territorio continental de Portugal y unas 3 horas de los principales países de Europa.

Información general

Nadie debe creer que porque el archipiélago de Madeira esté geográficamente situado unas millas al norte de Canarias tiene algo que ver con ellas. La belleza canaria va por un lado y la maderense por otro muy contrario.

A Madeira se le ha llamado el Jardín Atlántico y mucho de vergel tiene por la humedad que posee entre las rugosas montañas que desde su centro caen a la costa sin contemplaciones, dejando un rastro verdoso y una tierra propicia para las más coloridas flores que crecen en torno a la línea equinoccial.

Madeira es un lugar al que se va a descansar o a cansarse. O sea, a no hacer nada sino gozar de su excelente clima y a recorrer en coche o a pie su complicada y hermosísima orografía, llena de picos y valles, de miradores y terrazas, de sol que no quema y de niebla que no destempla.

Historia

El nombre de Madeira (“madera” en portugués) viene de antiguo. Gonçalves Zarco y Texeira, descubridores oficiales de esta isla para la historia portuguesa, llegaron desde Porto Santo en 1419 y la llamaron así debido a que entonces estaba cubierta completamente por una masa boscosa impresionante; sin embargo, existe un mapa veneciano datado en 1351 en el que aparece Madeira como isole di Legname (islas de la Madera) y es muy probable que Lancelotto Malocello, genovés que dio nombre a Lanzarote, y otros marinos aragoneses, mallorquines, árabes o venecianos supieran de su existencia y la conocieran ya por este nombre.

Los portugueses introdujeron animales llevados de Europa, entre ellos, el conejo, que cazaban por diversión. Pronto, aquello se convirtió en una plaga debido a su gran capacidad para reproducirse y alguien tuvo una idea genial: quemar el bosque para acabar con ellos. No se contaba con que el fuego se convirtiera en incendio que arrasara toda la isla. Pero así fue. Con los años, el verde volvió a ella, pero no con la frondosidad arbórea que antes tenía. A cambio, crecieron flores con una variedad amplísima de especies y tonalidades.

Geografía

El archipiélago de Madeira está formado por tres grupos de islas: el primero comprende la isla que le da nombre y la de Porto Santo; el segundo, las islas Desertas, situadas 35 kilómetros al sureste de Funchal, la capital maderense; el tercero, las islas Selvagens (salvajes), más cercanas a Canarias que a sus hermanas anteriormente citadas.

El viajero suele conocer las islas mayores, Madeira y Porto Santo, las únicas habitadas, y a ellas no referiremos en los apartados siguientes. Pero antes, un breve apunte de las pequeñas.

Las Desertas: en días claros, las Desertas (Islote Chao, Deserta Grande y Bugio) son fácilmente visibles desde Funchal, incluso con la apariencia de estar más cerca de lo que están. Esto es debido al mismo fenómeno que se da en los desiertos cuando se forman los espejismos. El reflejo de la luz solar en la arena en suspensión mezclada con el aire produce una reflexión que lleva a extraños efectos ópticos. Hoy las Desertas están convertidas en reducto biológico para el estudio de las aves y la vida marina. Pueden visitarse en embarcaciones que salen del puerto deportivo de Funchal.

Las Selvagens: las Selvagens (Islas Salvajes) son aún más inalcanzables y lejanas (285 kilómetros al sur de Funchal). También son reserva natural y paraíso de aves, como el escasísimo petrel de las tormentas. Pero su fama le viene por otros caminos. Estos islotes que a todas luces pasarían inadvertidos incluso para el marino más curioso se hicieron populares gracias a un guiño de la historia: en 1820, un pirata que había estado a las órdenes del temido Capitán Kidd afirmó en su lecho de muerte que éste había enterrado en la Gran Pitón, la mayor de las Selvagens, el tesoro obtenido en el saqueo de la Catedral de Lima. La Corona británica en 1848 y el respetabilísimo Ernest Shackleton (explorador del Polo Sur y héroe del Endourance) en 1929 hurgaron en esta diminuta tierra a la búsqueda de tan codiciado botín.

Fiestas

La fiesta más famosa del archipiélago es la que se celebra para recibir el nuevo año. Un grandioso espectáculo de fuegos artificiales ilumina la noche maderense llenando de brillos multicolores la superficie del océano. En torno a finales de abril el Festival de las Flores añade aún más color primaveral al que ya tiene en otras estaciones. El Festival del Vino de Madeira comienza en época de vendimia, que allí se realiza en septiembre. Para los amantes de la estética religiosa más floklórica y kitch, el 15 de agosto tiene lugar la romería de Nuestra Señora de Monte, donde aún puede verse a peregrinos subiendo de rodillas los 68 peldaños que llevan a la iglesia de Monte.

Ciudades, pueblos y aldeas

Madeira

Madeira –

  • Funchal – Isla de la capital regional y ciudad más grande de Madeira, el hogar a los centros turísticos, magníficos panoramas y el color local.
  • Santa Cruz
  • Machico
  • Santana
  • Camara do Lobos
  • Ribeira Brava – ciudad
  • Calheta – ciudad
  • Paul do Mar – pueblo
  • La cercana isla de Porto Santo

Cómo llegar

En avión

Aeropuerto Internacional de Madeira (código IATA: FNC, código OACI: LPMA). Anteriormente conocido como Aeropuerto de Funchal y como Aeropuerto de Santa Catarina, a unos 30 minutos de Funchal, en el municipio de Santa Cruz. La isla de Porto Santo (PXO) se encuentra en Porto Santo/Vila Baleira. Este aeropuerto se encuentra a 15 minutos de vuelo desde el Aeropuerto Internacional de Madeira.

No hay servicio de barco entre las dos islas. Las siguientes compañías aéreas vuelan regularmente a Aeropuerto Internacional de Madeira: TAP Portugal, Portugália, SATA, British Airways, Lufthansa, Austrian Airlines, Air France, easyJet, Finnair, First Choice Airways, Thomson, LTU, Thomas Cook, Condor, Niki, SAS, Sterling, Transavia, My Travel, Binter Canarias y Jet2.com

En barco

– Hay un puerto de cruceros aquí.
– Hay una conexión semanal entre Portimão (Algarve) a Madeira ofrecido por Naviera Armas.
– Hay un ferry entre la isla de Porto Santo y Madeira, dos horas por trayecto. Servicio de Ferry Funchal-Porto Santo.

Transporte en Madeira

Autobuses

Ten cuidado – los horarios son muy confusos, ya que no incluyen información clara de la ruta.

Hay tres compañías de autobuses:

  • Horarios do Funchal líneas operativas líneas n 20/21 Funchal – Camacha, no 56 Funchal – Santana (vía Ribeiro Frio), no 77 Funchal – Santo Antonio da Serra (vía Camacha y Sitio Quarto Estradas), no 81 Funchal – Curral de Freiras y no 103 (Funchal – Arco de Sao Jorge (vía Faial, Santana y Sao Horge).
  • Rodoeste líneas operativas no 3 Funchal – Estreito de Camara de Lobos, no 6 Funchal – Arco de Sao Jorge (vía Ensumeada), no 7 Funchal – Ribeira Brava, no 80 Funchal – Porto Montiz (vía Calheta y Prazeres), no 96 Funchal – Jadrim da Serra (Corticeirias), no 139 Funchal – Porto Moniz, no 142 Funchal – Ponta da Pago (vía Prazeres) ans no 148 Funchal – Boa Morte.
  • SAM líneas operativas no 23 Funchal – Machico (Espressbus), no 53 Funchal – Faial (vía Airport), no 113 Funchal – Canical ( target=”_blank” rel=”nofollow”Airport) y no 156 Funchal – Marocos (via Machico, cambio bus ar Machico)

Taxis

Los taxis están disponibles en los Aeropuertos de Madeira y de Porto Santo, en los principales hoteles y en varias calles y plazas de la ciudad de Funchal y de la ciudad de Vila Baleira.

En Funchal la bajada de bandera es de 1,70 euros. Los días hábiles entre las 22:00 y las 07:00, y los sábados, domingos y festivos oficiales, el precio de la bajada de bandera es de 2,00 euros. Se cobrará un suplemento, no superior al 50%, sobre el equipaje que exceda de 30kg y mediante ajuste previo.

En los restantes concejos encontrará taxis letra A (sin taxímetro) con un precio por kilómetro de 0,51 euros, con un mínimo a cobrar estipulado.

Alquiler de coches

Alquilar un coche es una buena manera de ver la isla. Todas las reglas europeas de carretera se aplican en Madeira. Las carreteras fuera de Funchal pueden ser empinadas, y las gasolineras son difíciles de encontrar. Alquilar un coche a través de Internet generalmente es más barato que caminar.

Qué ver en Madeira

Madeira 1
Levadas – un impresionante sistema de acueductos construidos en los años 1900 para llevar agua desde las montañas hasta las tierras de cultivo.
Cabo Girão – Uno los acantilados marinos más altos del mundo (590 metros / 1,935 pies sobre el nivel del mar).
Jardim Botânico Jardín Botánico de Funchal.
São Vicente Cuevas – cuevas volcánicas, donde podrá visitar los tubos de lava.
Jardim do Monte Palace – magníficos jardines del antiguo hotel Monte Palace.
Jardim Orquídea
Madeira Centro de Historia. La mejor manera de aprender sobre la historia y la cultura de Madeira.
Miradouro. Espléndida vista de la isla. Las diferentes vistas que recomendamos son: Pico dos Barcelos, Pico do Arieiro, Pico de Facho, Curral das Freiras, Monte.

Qué hacer en Madeira

  • Visitar la Quinta das Cruzes.
  • Tomar un aperitivo en la Asociación de Vinos de Madeira y luego comer en Quinta Magnolia.
  • Sumarse al tradicional té de las 5 en la terraza del hotel Reid’s vestidos como damas y caballeros según la más estricta tradición británica
  • Contemplar los azulejos de la Cámara de Comercio.
  • Admirar (y comprar, si se puede) los finos trabajos de bordado al hilo.
  • Deslizarse desde las villas de Monte a Terreiro da Luta con los célebres carreiros en sus cestos (carrinhos) de setenta kilos de peso que manejan diestramente a velocidades de vértigo.
  • Subir al cabo Girao para asomarse a su mirador sobre el Atlántico.
  • Llegar a Curral das Freiras y bajar hasta el fondo.
  • Charlar con los pescadores de Câmara de Lobos; recorrer de parte a parte la carretera del norte; caminar por cualquier trocha junto a las levadas maderenses; bañarse en Porto Santo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*