Turismo.org
×
Visión general de la ciudad de Milán 1

Visión general de la ciudad de Milán

La ciudad de Milán se encuentra ubicada en las llanuras bajas del valle del Po; es la capital de Lombardía, la segunda ciudad del país y la más rica de Italia.
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La ciudad de Milán se encuentra ubicada en las llanuras bajas del valle del Po; es la capital de Lombardía, la segunda ciudad del país y la más rica de Italia. Rica y cosmopolita, la reputación de los milaneses va desde ser unos grandes negociadores tanto en Italia como fuera de ella. Sus habitantes se reparten por partes iguales ante la tradición, la sofisticación y la ambición.

Milán es una ciudad con mucha historia, comenzando por el hecho de que fue fundada en el siglo VII a.C. por los celtas bajo el nombre de Mediolanum, que significa media planicie; ésta fue saqueada en primer lugar por los godos en 600 a.C., luego en 1157 por el ejército de Barbarroja y finalmente por los aliados en la II Guerra Mundial, dejando buena parte de la ciudad destruida.

Bajo el dominio francés, español y austriaco, Milán logró reinventarse con éxito desde 1499 hasta la reunificación de Italia, dada en 1870. El hecho de que tantos tesoros históricos se hayan conservado ya es considerado un milagro, como por ejemplo La Última Cena de Leonardo da Vinci, que sobrevivió un ataque directo en la II Guerra Mundial.

Dentro de algunas curiosidades tradicionales que mantienen los milaneses, destaca el particular respeto que sienten por la religión, tanto que se llega hasta el punto de pagar un impuesto especial para el mantenimiento de la Catedral, por lo que no resulta extraño que la ciudad sea mayormente identificada con la estatua dorada de la Virgen del techo de la Catedral de Milán (Il Duomo).

Milán fue fundada sobre un núcleo histórico alrededor de la Catedral y creció bajo el diseño en forma de estrella con vías que recorren los barrios modernos y llegan a la circunvalación. Actualmente, el centro se encuentra al noroeste, claramente identificable por el rascacielos Pirelli, que es originario de 1956.

Es a finales del siglo XIX que podemos identificar el éxito económico de Milán, momento en que la agricultura y el comercio fueron desplazadas por las industrias metalúrgicas y de caucho como las principales actividades de la ciudad. Milán se halla en medio de una maraña de canales que constituían una de riego para las llanuras de Lombardía a la vez que servían de enlace para el norte con el sur y que fueron perdiendo importancia a medida que el sector industrial crecía, hasta llegar al punto de dejar inactivos muchos de ellos, aunque aún quedan algunos operativos.

Desde la década de los 70, Milán ha logrado convertirse en la capital de la industria automovilística y de los mercados financieros, aunque normalmente la mayor atención la tengan las casas de moda, que a cambio han atraído agencias publicitarias y de prensa. Milán sigue siendo el centro de la moda italiana, que con su estilo, teatralidad y creatividad congrega a los aficionados a la moda, las supermodelos y los paparazzi internacionales dos veces al año para ver las últimas tendencias en las semanas de la moda que tienen lugar en primavera y otoño.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*