Turismo.org
×
Prismas Basálticos 1

Prismas Basálticos

Una pared vertical en forma de prisma de 50 metros de altura enclavada en una barranca y una impresionante cascada de 30 metros
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Una pared vertical en forma de prisma de 50 metros de altura enclavada en una barranca y una impresionante cascada de 30 metros que resbala por estas sutiles formas de roca ígnea, forman los prismas basálticos, un espectáculo natural único en el mundo; pero cualquier descripción en palabras no hace justicia a esta maravilla, en Santa María Regla, Hidalgo.

La belleza no termina ahí, se extiende al río que recorre la cañada en donde cae el agua de la catarata y la exuberante vegetación que los rodea, además de poseer otros atractivos para los turistas, como la oportunidad de un día de campo, de montar a caballo o sumergirse en el agua del río derivado de la caída de agua.

Los prismas basálticos toman su nombre por la semejanza que tienen sus formaciones rocosas con la figura geométrica del prisma; en el lugar se respira un aire campirano en medio de un clima templado durante todo el año, con sus bosques de pino y encino. También se encuentran a sus alrededores las presas San Antonio y Azul, que proveen de agua a la cascada que baja acariciando los prismas.

La composición de estas caprichosas formas se debe al enfriamiento rápido de lava volcánica, que dio como resultado un sitio espectacular, enmarcado en un cielo azul, el discreto murmullo del viento y el relajante sonido del agua al resbalar por el acantilado.

Historia y naturaleza se unen en este lugar para el deleite de sus visitantes, con la ex hacienda de San Miguel Regla. Ubicada frente a los prismas, en ella se vivieron episodios de la Revolución Mexicana, perpetuada en sus paredes y escenarios arquitectónicos. Edificada en el siglo XVIII por el primer Conde de Regla, funcionaba como proveedora del material para la extracción de la plata. En la actualidad su casco alberga un hotel que ha respetado los arcos que rodean los patios y los hornos para fabricar herramientas.

Para llegar a esta maravilla natural tome la carretera hacia Pachuca, después el camino a Huasca de Ocampo y finalmente la ruta a los Prismas Basálticos; lleve unos zapatos cómodos, su cámara fotográfica y toda la disposición para asombrarse en un día inolvidable. Simplemente no se los puede perder…

Enviado por Juan Álvarez

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*