Turismo.org
×
Practica el ecoturismo en el Cañón del Sumidero 1

Practica el ecoturismo en el Cañón del Sumidero

El Parque Ecoturístico Cañón del Sumidero presenta una nueva dimensión de la aventura y la diversión. Enclavado en dicho Cañón, el parque invita a explorar su entorno natural
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Parque Ecoturístico Cañón del Sumidero presenta una nueva dimensión de la aventura y la diversión. Enclavado en dicho Cañón, el parque invita a explorar su entorno natural y gozar de emocionantes actividades al aire libre, en un clima de respeto y fomento a la cultura ambiental.

La visita al Parque Nacional Cañón del Sumidero, en el estado de Chiapas, es una experiencia inolvidable de principio a fin. Desde el inicio del recorrido en Chiapa de Corzo conocerás una encantadora ciudad colonial a la orilla del Río Grijalva, en donde encontrarás, a unos pasos del ex convento de Santo Domingo, nuestro puerto de partida a esta extraordinaria aventura.

Durante el trayecto en lancha presenciarás magníficas vistas del cañón e impresionantes formaciones geológicas en los acantilados y a las orillas del río, como la cueva del Silencio, la cueva de los Colores y el majestuoso Árbol de Navidad, entre otros atractivos. El recorrido culmina en donde el estrecho cañón se abre a un soleado valle de donde brotan mágicas cascadas y se forman amplias y verdes cañadas.

En el corazón de este imponente escenario surge, respetuoso de su entorno, el Parque Ecoturístico Cañón del Sumidero, en donde podrás disfrutar al máximo y con todos los sentidos este fantástico lugar.

El parque es un inmenso jardín botánico que, a través de amigables senderos, te invita a conocer su flora: orquídeas, bromelias y ceibas; y su fauna nativa: cocodrilos, jaguares, pumas, monos araña, jabalíes y algunos más.

A lo largo del camino verás fósiles milenarios encontrados en la zona. En el aviario podrás admirar el vuelo de cientos de aves de múltiples colores, entonando melódicos trinos.

El parque es también una exuberante selva, con angostas veredas que te descubrirán manantiales, arroyos y cascadas que hacen de éste el sitio ideal para una larga caminata o una excitante expedición en bicicleta. En lo alto de la cañada encontrarás la estación de la tirolesa, desde donde te podrás deslizar por las alturas sobre las copas de los árboles o, si te atreves, descender por cuerda de rappel a lugares inaccesibles por otros medios. De regreso en la laguna se te antojará navegarla en cómodos y seguros kayacs, surcando las aguas hasta algunos destinos cercanos.

Después de un día de intensas actividades, podrás nadar en las cristalinas aguas de un agradable y majestuoso estanque a la orilla del río, asolearte tomando tu bebida favorita o descansar en las apacibles hamacas. Si te apetece algo ligero, el parque cuenta con varios restaurantes: la cafetería y el “snack bar” a un lado del estanque o, si de comer bien se trata, el restaurante Bella Vista sirve deliciosos platillos regionales, mientras disfrutas desde tu mesa de música en vivo o de bellos espectáculos de danza tradicional.

Enviado por JMRR

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*