Turismo.org
×

Peaje urbano de Londres

Una medida polémica pero útil dentro de la ciudad de Londres
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El peaje urbano de Londres es un plan implementado en la ciudad de Londres en el 2003 por la empresa pública Transportes de Londres y se basa en pagar una tasa determinada por el ingreso y aparcamiento de vehículos dentro de la zona céntrica de Londres durante las horas laborales.

Durante el principio, la tasa establecía un peaje de 5 libras que actualmente ha aumentado a 8 libras y la zona de peaje se ha extendido hacía el oeste de la ciudad. En el caso de que este peaje no fuese pagado, la multa podría llegar a ser de 50 libras. La zona de peaje urbano comprenden las calles de Euston Road, la Pentonville Road, Park Lane, Edgware Road, Old Street, Mansell Street, Tower Bridge Road, New Kent Road, Elephant and Castle, Vauxhall Bridge Road, Marylebone Road y Comercial Street.

Además la municipalidad cuenta con un importante número de cámaras móviles que pueden ser desplegadas desde cualquier punto. Estas le permiten tomar fotografías de las matrículas delanteras y traseras de los automóviles y las multas son establecidas e informadas dentro de las 48 horas. Este sistema tiene un coste anual de 98 millones de libras.

El sistema es favorable para las compañías de automotores a las cuales se les asigna un permiso desde el municipio en el cual por cada flota de automóviles que ingrese a la zona abonan sólo 5 libras. Actualmente ya se encuentra activo un plan un tanto diferente del peaje controlado en Estocolmo y algunas otras ciudades de Europa.

¿Cómo funciona el plan de Peaje urbano de Londres?

El nuevo plan se basa en la utilización obligatoria de pegatinas al ingresar a la zona de peaje, la cual tiene un código único que es asignado a cada automóvil, detectado por radar, y contiene a su vez el número de cuenta de cada registrado, lo cual le permite al dueño del automóvil abonar el saldo adecuado en el momento que lo desee. También se encuentra en marcha un nuevo proyecto de igual importancia, pero controlado vía satélite por la compañía Galilei.

Los medios de transporte públicos como los taxis, autobuses, combis, servicios de emergencias, motos y bicicletas se encuentran absueltos del pago de peaje, mientras que los residentes que posean coche reciben un 90% de descuento en el pago de peaje a pesar de tener que abonar la tasa al menos una vez a la semana. La tasa puede ser abonada vía Internet, mensajería celular, por teléfono o personalmente en las sedes de la compañía de transporte.

Críticas y reacciones

El plan en un principio fue fuertemente criticado por muchos grupos opositores debido a que no fue pensado para algún grupo social en particular o modelo y tamaño de coche y esto afecto mayoritariamente a las clases bajas de la sociedad, ya que debieron adaptarse al plan, algunos pagando las 8 libras diarias al ingresar, desplazarse o salir de la zona de peaje y otros debiendo dejar su vehículo en su casa y realizar el trayecto por la zona céntrica en transporte público que además se encuentra en condiciones no muy buenas debido a la cantidad de gente que adoptó esa medida, los transportes públicos cuentan con una cantidad de pasajeros que supera el número que debería.

El rechazo del plan fue notorio durante el transcurso de la primera semana, en la cual el tránsito vehicular en la zona céntrica bajó hasta un 25% más de lo habitual. Al principio se dijo que esto se debió a los recesos escolares de la temporada, sin embargo se debió al incremento de flotas de coches de compañías con descuentos en el peaje y al aumento de multas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*