Turismo.org

Gastronomía de Atenas

La cocina de la ciudad de Atenas, al igual que en el resto de Grecia, se caracteriza por el buen sabor y mejor aroma.
5,00 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 1 votos
Loading...Loading...
Ensalada Griega

La cocina de la ciudad de Atenas, al igual que en el resto de Grecia, se caracteriza por el buen sabor y mejor aroma. Típicamente mediterránea, tiene como base el aceite de oliva. Los mejores aceites de oliva del país proceden de la Isla de Lesbos, Creta y Kalamata (olivas negras y alargadas).

El desayuno es una comida ligera para los griegos, apenas si beben un poco de café acompañado con las famosas koulouri (roscas de pan con semillas de sésamo). A media mañana es costumbre tomar un tentempié que puede ser adquirido en puestos callejeros o solicitados por teléfono a algún kafetzis: sandiwch, hojaldres de queso, espinaca o carne, acompañados de bugatsa (yogurt hojaldrado con nata o fruta).

Ensalada Griega

Ensalada Griega

La comida es algo que a todos los griegos les encanta disfrutar y habitualmente comienzan por beberse un vaso de aguardiente anisado, una bebida típica llamada oúzo, con algunas aceitunas, salchichón, gambas, caviar y frituras, además de la tradicional ensalada de huevas de pescado (taramosaláta).

Habitualmente el primer plato es la ensalada griega a base de pepinos, tomates, aceitunas negras, cebolla y acompañada de queso féta, un queso de oveja; y en otros casos optan por un plato de sopa de verduras con un huevo escalfado. El plato principal puede consistir en carne o pescado generalmente acompañado de verduras.

Los platos preparados a base de carne más típicos son por ejemplo, las albóndigas de carne y arroz con salsa de tomate (soutzoukákia); la souvlákia, que consiste en una brocheta combinada de carne de cordero con carne de cerdo; las dólmades, que consiste en carne picada con arroz y envuelta en hojas de col; entre otros. También se come mucho pescado en Atenas y son excelentes y muy frescos. Todos los bares, restaurantes y tabernas ofrecen platos preparados a base de pescados, como por ejemplo los salmonetes a la parrilla o fritos, o los tradicionales marída, que son pequeños pescaditos fritos regados de vino aromatizado con resina.

Casi todo los platos de carnes o pescados van acompañados de ensaladas mediterráneas y purés, especialmente el de berenjenas con orégano. A la hora de los postres no puedes dejar de probar los quesos griegos, además del tradicional yogurt hojaldrado, azucarado, con nata o frutas. También son deliciosos los pasteles de hojaldre, con nueces y miel y los budines de requesón. Los helados griegos merecen un capítulo aparte, llamados pagotá, son realmente un manjar.

Las mieles provenientes de Mani y Creta son las de mejor calidad. Luego de las comidas es una tradición beber el famoso raki, una bebida de mayor graduación que el ouzo. Los griegos acostumbran acompañar sus comidas con vinos nacionales, los cuales tienen un sabor característico debido a la resina de pino que se les agrega al momento de añejarlos. Generalmente se trata de vino blanco o rosado, pero si no te agrada el sabor a resina puedes probar los caldos del Peloponeso como por ejemplo Reine, Acaía y Mantiní , además de los de Creta y Minos, de sabor bastante más dulce.

Si prefieres la cerveza, la más famosa es la Fix. Luego de una buena comida se hace necesario un buen café y también podrás elegir en Atenas, donde son excelentes gracias a la influencia turca. Hay varias formas de tomarlo, como por ejemplo, cargado, dulce, amargo, ligeramente dulce etc. Uno de los más tradicionales es el café de puchero sin filtrar, servido en una pequeña taza y acompañado de un vaso de agua. Hay que esperar un poco antes de beberlo para que se precipiten los posos. También es muy bueno el café frapé Nescafé, batido con agua fría y servido con hielo, azúcar y leche concentrada. Es ideal para el verano.

En cuanto a los sitios donde se puede ir a comer, están las tabernas, que no son otra cosa que sencillos comedores con patios sombreados, lugares rústicos con mesas protegidas con manteles de papel y donde se sirven los platos más tradicionales y comunes del país. En el barrio de Plaka merece la pena una cena en alguna de sus muchas terrazas al aire libre en las noches de verano, donde además se puede escuchar música en vivo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

55.6 MB. 75 consultas. 0,372 segundos.