Turismo.org
×

En Londres con los niños

Una completa guía para recorrer y disfrutar de Londres con los más pequeños de la familia
CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Londres es un interesante destino turístico en el Reino Unido y en Europa, pues destaca por su apasionante historia, su tradicional modo de vivir y sus costumbres que confluyen con la modernidad y el agitado ritmo de vida de los últimos tiempos. Si resulta un buen destino para cualquier persona, para los niños un viaje a Londres podrá dejarles una grata impresión con todas las cosas que la ciudad tiene para ofrecerles.

Hacer turismo en Londres con los niños es una buena opción ya que la ciudad también cuenta con lugares pensados en los más pequeños.

Transporte

Metro

El Metro no cuenta con todo el equipamiento que debería, así que si viajas con un cochecito de bebé podrás tener un viaje un tanto difícil. Usualmente el metro es gratuito para todos los niños hasta los 11 años, aunque deben estar en compañía de un adulto que posea un ticket validado o una tarjeta Oyster. Los niños que viajan gratuitamente deben pasar por una puerta que cuenta con torniquetes para controlar el acceso, pues no tienen ni billetes ni tarjetas de transporte.

Los niños de 11 a 15 años pueden adquirir un billete de transporte con la tarifa de niños, que usualmente es la mitad del precio o bien pueden comprar una tarjeta Oyster Card para niños con foto de identificación, que permite realizar ilimitados viajes en el día por sólo una libra esterlina. Desafortunadamente, para la obtención de dicho fotocheck hay que esperar dos semanas, así que si el viaje es por un corto tiempo tendrás que emplear únicamente la tarifa de niño.

Autobús

Desde junio de 2008, es de uso obligatorio el fotocheck para los niños mayores de 11 años. Para los visitantes, lo más probable es que tengan que comprar boletos de transporte a tarifa infantil para los niños de 11 años a más. Al viajar con cochecitos o carreolas habrá que plegarlas al subir, o puede que nieguen el acceso cuando el bus se encuentre muy copado. La mayoría de los autobuses presentan indicaciones donde no aceptan el uso de cochecitos.

A su llegada al Aeropuerto de Londres-Heathrow, la empresa de autocares National Express ofrece un servicio de minibuses “puerta a puerta” llamado Dot2Dot, que va hacia tu destino en Londres. Los niños mayores de 3 años pagan a tarifa de adulto, pero ahi te pueden proporcionar sillas de seguridad y cómodas sillitas de paseo, así como almacenamiento de equipaje. Este servicio no se encuentra habitualmente disponible en la mayoría del transporte en metro y en autobuses.

Taxi

Viajar en un taxi negro londinense resulta emocionante de por sí para cualquier niño pero, para los padres, ese paseo es realmente todo un lujo. Cualquier cochecito puede ir dentro su espacioso interior, con el niño durmiendo seguro y bien sujetado. Los taxis suelen ser costosos, pudiendo llegar a cobrar 5 libras por hacer el más mínimo de los recorridos.

Barco

El Támesis ha sido un gran recorrido en Londres desde hace siglos y además hay muchos e interesantes viajes en barco que permiten desplazarse de un lugar a otro. El viaje más fácil es de “Tate a Tate”, que apenas tarda 20 minutos en llegar a la Tate Britain Tate Modern, una manera perfecta para terminar el tour de un día con ambos museos.

Con los niños más grandes no puede faltar un viaje a Greenwich, para eso toma el ferry desde Embankment para un viaje de 40 minutos hasta Greenwich. Pero el viaje más famoso de todos es el paseo de tres a cuatro horas que se hace entre Hampton Court y Westminster con una parada en Kew Gardens, que es un lugar perfecto para hacer picnic.

Qué ver y hacer en Londres con los niños

Museos de Arte

Muchos museos cuentan con agendas repletas de actividades divertidas y educativas para niños de todas las edades, como audio-guías con recorridos a pie especialmente diseñados para niños y visitas guiadas; la mayoría de estos museos, probablemente los mejores del mundo, son gratuitos y tienen acceso sin impedimento ni obstáculo alguno, además que es fácil pasar una hora (habitualmente el límite de tolerancia para la mayoría de los niños) sin preocuparse de hacer pleno uso del dinero.

Ten en cuenta que las actividades familiares en la mayoría de museos están dirigidos a los londinenses y son en su mayoría durante los domingos y las vacaciones escolares, así que no está de más hacer una llamada al museo o revisa que haya atención antes de acudir. Los programas suelen estar disponibles a diario, aunque hay museos que cuentan con programas especiales que incluyen los siguientes museos:

El Museo Británico tiene clases y programas especiales para niños, generalmente durante las vacaciones escolares. Materiales de arte de como papel y lápices de colores se pueden obtener en el mostrador de información en el Great Court. Programas con recorridos y actividades adaptadas para grupos de diferentes edades también están disponibles.

La Galería Nacional de Londres tiene recorridos y clases de arte para niños mayores de cinco años (los domingos y festivos) y una sesión de cuenta-cuentos con temas de arte para los niños menores de cinco años. Acudir al Centro de Educación en el museo.

El Museo de Victoria y Alberto cuenta con agendas, recorridos, y programas educativos dirigidos a niños. Un carrito de actividades se pasea por las galerías brindando diversión, también hay galerías con actividades específicas para los niños más pequeños.

Museos de Guerra

Aquí los adolescentes varones, mayormente, pueden disfrutar con los distinos y variados museos de guerra y los de las fuerzas armadas que se encuentran por todo Londres.

El RAF Museum, o el Museo de la Real Fuerza Aérea, en el North-West London cuenta con Sopwith Camels de la Primera Primera Guerra Mundial, también Spitfires, Messerschmitts, bombarderos Stuka, y zeros, todas aeronaves de la Segunda Guerra Mundial, junto con todos los aviones que han volado en batalla. Una presentación con luces y sonido sobre la Batalla de Inglaterra es un final perfecto para su visita.

El Museo de Churchill y Cabinet War Rooms, al lado de St. James’s Park y 10 Downing Street le da un sentido a la vida durante la Batalla de Inglaterra y los adolescentes se maravillan de cuan primitiva era la tecnología de aquellos tiempos.

HMS Belfast, un barco de la Segunda Guerra Mundial que ha sido adaptado como museo y que resulta una gran atracción para los adolescentes por sí mismo, además de tener muchas actividades familiares así como para los niños más pequeños.

El Imperial War Museum (no apto para niños pequeños) cuenta con galerías dedicadas a las diversas guerras de la Gran Bretaña y una sala especial sobre el holocausto.

Museos de Ciencias Naturales

Durante la época victoriana, Londres fue un semillero de la ciencia y el desarrollo tecnológico, fundándose importantes museos que los niños pequeños pueden disfrutar a plenitud.

El Museo de Historia Natural, aunque no tan grande como el museo de Nueva York, es bastante conocido por sus innovadoras exposiciones y espectáculos. Revisa la página web para conocer las atracciones de temporada durante tu viaje. Junto con la tarifa habitual de los dinosaurios, los mamíferos disecados y artículos similares, la innovadora sección de Biología Humana es un lugar fijo para los niños más grandes. Están disponibles algunos programas de actividades de exploradores para niños pequeños entre 4 y 7 años.

El Museo de la Ciencia cuenta con cientos de exhibiciones interactivas y áreas especiales para los niños pequeños, pues siempre tiene algo para todos los niños. El Jardín (ubicado en el sótano), un espacio de descubrimiento para los niños pequeños ( de 3 a 5 años) permite a los niños se divierten en el agua mientras aprenden algo acerca de la energía. En el Pattern Pod, los niños de entre 5 y 7 años juegan con exhibiciones y aprenden a reconocer patrones. En el sótano, la popular plataforma de lanzamientos llama la atención de niños de todas las edades para empujar, tirar, y soltar cosas. Además hay mucho para ver y hacer en el Museo de la Ciencia.

El Museo del Transporte de Londres es un museo ideal para los aventureros que desean realizar un viaje hacía el pasado. Aquí se exponen todos los trenes, coches y autobuses que en otros tiempos transportaban a la gente de Londres.

Pasear en bote

Llevar a los niños navegar en el Regent’s Park o Hyde Park es también una buena opción. Los niños mayores pueden probar suerte remando la barca de canotaje (con cisnes, patos y otras aves) en Regent’s Park o en la Serpentine de Hyde Park, mientras que los más pequeños pueden montarse en los botes pedalones amarillos en la laguna de Regent’s Park.

Nadar

Si gustas nadar, puedes hacerlo en los estanques públicos de Hyde Park y Hampstead Heath. En the Heath, hay estanques separados designados para damas, caballeros y bañistas mixtos, los cuales están abiertos para nadar entre abril y diciembre. En Hyde Park, un pequeño rincón de la Serpentine es designado para el baño y está abierto al público en verano.

Equitación

Las cabalgatas son una buen pasatiempo Inglés y los establos del Hyde Park ofrecen paseos en grupo y en solitario, incluidas las clases en Rotton Row, (£ 49 y hasta más por una hora). Los establos se encuentran en el extremo norte de Hyde Park junto a Bayswater Road.

Parques recreacionales

Para los niños entre 1 y 7 años de edad, hay muchos parques de juegos en Londres. Regent’s Park tiene varios parques infantiles, con uno entre la Mezquita de Londres y el Boating Lake, que es el más popular. Un importante lugar para visitar es, por supuesto, el Princess Diana Memorial Playground en el Parque Kensington, cerca del Palacio de Kensington. Cuenta con un enorme barco pirata de madera de en el centro del parque, por lo que resulta un gran y divertido lugar para los más pequeños.

Zoológicos

El London Zoo en Regent’s Park es uno de los más antiguos del mundo, en donde se puede apreciar hermosos ejemplares de tigres, jirafas, serpientes, osos y recientemente gorilas haciendo del zoológico un lugar para pasar una tarde agradable. También hay un pequeño carrusel en el centro del parque zoológico.

Deportes

El Cricket, el fútbol (soccer) y el tenis son los tres deportes que más se asocia con Londres. El Lord’s cricket ground es el campo de cricket más famoso del mundo y ofreciendo una manera fácil, divertida y económica para introducir a su hijo en el cricket.

Compras

Londres solía ser famosa por las estrafalarias tiendas de juguetes, pero el aumento de los precios de bienes raíces y de Internet han dado lugar a la desaparición de la mayoría de ellos. Por ahora, Hamley’s en Regent Street es una institución de juguetes de Londres que vale la pena visitar y, por supuesto, tanto en Harrod’s como en John Lewis tienen excelentes tiendas de juguetes. Para una experiencia de compra un tanto menos extravagante está Forbidden Planet, entre el Tottenham Court Road y Leicester Square, que tiene un piso dedicado a los juguetes de ciencia ficción, fantasía, los videojuegos y el anime, y una planta baja con cómics, películas y novelas baratas. Para partituras dirigidas a los niños, una visita a Chappell de Bond Street (o Chappell, más comúnmente conocida) es una buena opción.

Comer en Londres con los niños

Muchos restaurantes de Londres cuentan con menús especiales para niños. Aunque la tarifa no siempre es saludable, las porciones son más pequeñas y más baratas y son útiles para ahorrar algo de dinero. Los restaurantes de Londres son caros, por lo que piden un menú para niños.

Pubs

Muchos pubs de Londres, especialmente en las zonas residenciales, son favorables para los niños en horas tempranas de la noche y en las tardes de fin de semana y son un escape bueno con los niños pequeños. Puedes buscar un bar con asientos al aire libre para pasar una tarde agradable con una cerveza o dos para acompañar una comida tailandesa picante o una carne asada a la antigua, mientras que a los niños corren al aire libre.

Pizza

Zizzi y Pizza Express son las dos cadenas locales de pizza y ambos son favorables para los niños, pues cuentan con el paquete de crayones, papel, rompecabezas y demás, que mantendrá a los pequeños ocupados y un menú infantil que ayudará a mantener sus gastos bajo control. Café Uno, una cadena de pizzas y pastas, es una alternativa más amigable para los niños con sucursales en toda la ciudad.

Comida de picnic

Nada puede ser mejor que un picnic en uno de los muchos parques de Londres en un día de verano. Para hacer la canasta, busca y prepara prácticos bocadillos en las diferentes tiendas de Tesco Express que se encuentran en la ciudad o, para bocadillos gourmet visite una tienda como Waitrose o Simply Food o la tienda Marks and Spencers.

Seguridad

Londres es en general una ciudad bastante segura, aunque aquí hayan algunas cosas que los niños o sus padres y no puedan disfrutar.

Hora pico: No es muy recomendable realizar desplazamientos entre las 7:00 y las 9:00, así como entre las 16:30 y 19:00 pues el metro está repleto, y los buses están todos ocupados, además que los taxis escasean. Una buena manera de salvar este inconveniente es yendo a museos como el Museo de Historia Natural o al Museo Británico, que permanecen abiertos aún después de las 19:00 horas.

Barrios periféricos: Los distritos aledaños a Londres no son tan vistosos como la ciudad misma, muchas veces se les puede ver con calles llenas de basura.

Tardes y noches: Londres es una de las capitales con mayor actividad no sólo en el Reino Unido sino también del mundo, por lo que puedes esperar alboroto en un viernes y el sábado por la noche.

Vigila a los niños: Mantenga a los niños vigilados de cerca, especialmente si va caminando por las calles o si está viajando en el transporte público. Con el apuro y la congestión, los niños se pueden dispersar, y la gente no es que ayude mucho.

Lugares de interés

Castillos y laberintos

El área alrededor de Londres está llena de jardines laberinticos que hará las delicias de los niños de más de cinco años de edad.

Hampton Court (Al suroeste de tren de Waterloo y luego un corto paseo hacia el palacio) tiene el más famoso y entretenido laberinto de todos ellos (una copia de tres hombres en un barco se sumará a los viajes, sobre todo si vas en barco!) y el palacio, jardines, y el laberinto se pueden visitar en una excursión de medio día desde Londres.

El Castillo de Leeds en Maidstone está un poco más lejos (la empresa National Express ofrece un autobús de Victoria y la empresa Southeastern cuenta con trenes a la estación de Bearsted). Tiene dos laberintos, un muy difícil y otro diseñado para niños muy pequeños. Aquí puedes pasar gran parte del día.

El Castillo de Hever tiene dos laberintos: un laberinto de jardín que es bastante difícil por lo que muchos suelen equivocarse, además de un laberinto de agua que mantendrá ocupados por horas a los pequeños (es recomendable llevar un traje de baño). La forma más fácil de llegar a Hever es en coche o taxi desde Ciudad Edenbridge, pero una alternativa más emocionante es ir hacia la estación de Hever desde el Puente de Londres (en dirección a Uckfield) y, a continuación caminar a través de los campos del castillo (cerca de una milla), habrá diversión para todos en un buen día.

El Castillo de Windsor y La Casa de muñecas de Queen Mary: El Castillo de Windsor es lo suficientemente emocionante por sí solo, pero, para la adorable colección de muñecas no hay otra que supere a la intrincada casa de muñecas con tostadoras, candelabros y pinturas en miniatura propias de Queen Mary. Diseñado por Sir Edward Lutyens (el diseñador de Nueva Delhi), las casas de muñecas cuentan con todos los detalles posibles. Hay trenes que salen con frecuencia desde Londres Paddington hacia Windsor y Eton (cambio en Slough), pero es recomendable reservar tus entradas en línea con anticipación, pues las multitudes pueden tornarse insoportables.

Parques Temáticos

La enorme población de Londres necesita relajarse en algún momento y es por eso que varios parques se han creado para que la gente descanse. Hay muchos parques pequeños, pero los siguientes son los “tres grandes”.

Legoland Windsor
Así como cualquier otro parque LEGO en el mundo, fue construido en 1996 con tres montañas rusas y seis juegos de agua, convirtiéndose en un paraíso para los niños y niñas por igual. Este parque resulta bastante popular en todo el año, aunque en verano suele ser mejor, a pesar de que está más repleto y puede ser más costoso; para llegar por carretera a Legoland Windsor hay que tomar la carretera B3022 Windsor/Ascot a tan sólo 2 millas desde el centro de la ciudad de Windsor.

Es fácilmente accesible desde la M25 y claramente señalizada por el M3 (salida 3), M4 (salida 6) y todos los caminos de acceso. El aparcamiento es gratuito, pero para aquellos que quieren aparcar más cerca de la entrada hay un cargo £ 5.00; para llegar en tren la estación de Windsor se pueden tomar los trenes de Waterloo y Paddington, también hay un servicio de autobús desde la estación está disponible para llevar a la gente al parque. Los precios van desde £ 34.00 un adulto y £ 26.00 por niño.

Thorpe Park
Si bien es recomendable para niños mayores y adultos, este parque todavía tiene mucho para los niños más pequeños, incluyendo 14 juegos para jóvenes (para amantes de la adrenalina, aquí está la montaña rusa más invertida del mundo, así como diversos paseos para hacer regresar tu almuerzo).

Se puede llegar fácilmente por la carretera Thorpe Park que está situada entre las salidas 11 y 13 de la M25, que está claramente señalizada, pero no se puede llegar utilizando la salida 12. Por tren, la manera más fácil de llegar es por Waterloo directamente hacia Staines. La línea de transporte 950 opera desde la estación de Staines al Parque saliendo cada media hora. for entrance to the park prices are from £22.00 an adult (less for children). Para el ingreso al parque, los precios van desde £ 22.00 un adulto (y menos para los niños).

Chessington World of Adventures
Con un montón de paseos, este variado parque es uno de los favoritos por las familias de todo el sur de Reino Unido, que tiene infinidad de juegos que van desde montañas rusas hasta tazas de té; para llegar en coche, Chessington se encuentra a 12 millas desde Londres en la ruta A243, a sólo 2 millas de la A3 y la M25 (salida 9 o 10). El aparcamiento es gratuito. Desde el sur, tome la M25, salida 9, desde el norte, tome la M25, salida 10 y desde Londres, tome la A3 a Hook-Chessington, que está señalizado en la carretera A243.

Para llegar por tren, South West Train ofrece un servicio de trenes que van desde Waterloo, Clapham Junction and Wimbledon. Toma el tren hasta la Estación Sur Chessington. El parque está a aproximadamente 10 minutos a pie desde la estación. También ten en cuenta Chessington se cierra durante el invierno.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*