Turismo.org
×
AVE Sevilla-Madrid, en la estación de Córdoba

Consejos para viajar en tren

Toda la información que necesitas para viajar en tren
CompartirShare on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter

AVE Sevilla-Madrid, en la estación de CórdobaAntes de de que los aviones y automóviles explotaran en el escenario, el transporte ferroviario era la manera ideal de viajar entre países. En algunas partes del mundo (Europa, Japón, …) sigue siendo uno de los modos estándar de los viajes de ciudad a ciudad, y en otras zonas (por ejemplo, América del Norte) se mantiene como una alternativa bastante popular. Carece de la velocidad de los viajes en avión y de la flexibilidad de conducir un automóvil, pero que se compensa dándote más espacio para desplazarte. También es más cómodo que el transporte aéreo, ya que existen personas a las que no les gusta la idea de ser suspendida a 10.000 metros sobre la superficie de la tierra. Para distancias de entre aproximadamente 100 y 800 km, puede ser la manera más rápida de viajar, especialmente si se viaja desde el centro de la ciudad al centro de otra ciudad.

Venta de billetes de tren

Ten en cuenta que puede ser muy costoso viajar en tren en algunos países. Especialmente los trenes de alta velocidad pueden ser tan costosos como los pasájes aéreos.

Si es posible, reserva siempre con antelación. En muchos países te puedes beneficiar de un descuento considerable.

En algunos países, las tarifas se calculan según el mercado, no por la distancia. En el Reino Unido, se acepta la práctica para sacar el máximo provecho a los trayectos, como que sea más barato (por la razón que sea) para comprar los boletos por separado A-B y B-C para un viaje de A a C, o por el contrario que sea más barato comprar un billete de D a F para un viaje de D a E. En otros países puede que no se aplique esta práctica.

Muchos países ofrecen pases, lo que permite varios viajes a hacerse dentro de una región. Inter Rail (para los europeos) y Eurail (para otros) son una buena opción para aquellos que califiquen y deseen viajar extensamente por Europa. De lo contrario, por lo general, el valor obtenido de este tipo de billete está en proporción inversa a la zona (a menos que usted pase todo el período del paso de los trenes).

A menos que te tengas que subir al tren directamente, porque no exista ningún rastro de taquilla o máquina expendedoras de boletos, por favor compre su boleto siempre antes de subirse al tren, o de lo contrario podría tener que pagar una tarifa más alta o una multa, o incluso ir a prisión. A pesar de que las prisiones pueden ofrecer alojamiento gratuito y servicio de comida, la estancia en esta forma de alojamiento puede que no forme una parte agradable de tus vacaciones.

Cuando viajar en tren

Si es posible, trata de evitar las horas punta. Para los trenes locales, esto significa normalmente que viajar en los trenes con llegada a una localidad o una ciudad grande entre dos horas antes (aproximadamente) y una hora después del inicio del horario de trabajo tradicional de la gente local, y salgan de la misma ciudad de entre una hora antes y dos horas después del tradicional fin de la jornada laboral. Por otro lado los trenes en las horas punta son más frecuentes, y si no te importa no encontrar asiento y viajar de pie, es más probable que tenga buenas conexiones en las horas punta.

En los países occidentales, viernes por la noche, las tardes de los domingos y días festivos no son buenas opciones en el tiempo para viajar. Si estás de vacaciones, por favor, ten especial cuidado al viajar en domingos y días festivos, los servicios de trenes a menudo son reducidos o inexistentes.

En la estación de tren

Llega a tiempo o incluso temprano. Aunque los trenes tienen fama de llegar tarde, siempre parecen estar en la hora exácta cuando se te hace tarde. Si has comprado los billetes con antelación y apareces 10 minutos antes de la salida, es un tiempo más que suficiente para estar tranquilo. Ten en cuenta que sería recomendable estar cerca de las puertas de embarque desde varios minutos antes de la hora oficial de salida.

Muchos trenes (especialmente las más rápidos), tienen paradas muy breves en estaciones más pequeñas (apeaderos), a veces de apenas 30 segundos. Ten a mano todas tus maletas y prepárate para embarcar rápidamente. Si llevas bebidas, mapas, guías y abrigos, asegúrate de tenerlo todo controlado antes de que llegue el tren, para garantizar un embarque sin problemas.

Por favor, no corras si puede evitarlo!

No camines nunca sobre las vías del tren, excepto en establecimientos izados o controlados para cruzar. Mira a ambos lados antes de cruzar, incluso si los dispositivos de advertencia parecen funcionar. Nunca cruces si algúna señal (personal de la estación, dispositivo, megafonía, etc) te dice lo contrario.

Mantente detrás de las líneas amarillas en las plataformas, excepto cuando vaya a embarcar.

Apártate del borde del andén cuando se informa del paso de los trenes por la estación. Pueden generar una gran cantidad de succión a medida que pasan y te podrían arrastrar.

Cuidado si llevas mochilas, bolsos, etc colgados de ti para que no pueda ser atrapado por un tren en movimiento.

Si llevas coche de bebés (para el caso, cualquier cosa que tenga ruedas) mantenlo siempre a la vista, asegúrate de que frenos (si existieran) están activados y procura ponerlo en posición paralela a las vías del tren. Esto minimizará el riesgo de vuelco, pues las plataformas se inclinan ligeramente hacia las vías.

Un reloj controlado por radio puede ser un dispositivo útil para los viajeros frecuentes de trenes. Los trenes en los países occidentales normalmente salen más o menos en el segundo exacto del tiempo preestablecido. El “tiempo del tren” está sincronizado con la hora del “reloj atómico”. Un reloj normal generalmente estará mal por un par de minutos, lo que puede hacer una gran diferencia en el mundo de los trenes. Sabiendo esto, todavía podrás tener hasta 2 minutos para ir de plataforma en plataforma y tener que correr y experimentar un estrés innecesario.

Servicios en la noche o temprano en la mañana son generalmente escasos y no es seguro del todo.

El embarque

Antes de subir a un tren, esperr hasta que todos los pasajeros bajen en su estación. Los trenes no saldrán, si todavía hay personas que hacen cola para subir, incluso si eso significa que llegas un minuto tarde. (Esto no es aplicable a algunos servicios frecuentes en las horas punta, donde esperar unos segundos extra puede causar que las línea se bloqueen, pero en este tipo de servicio no es gran pérdida esperar unos minutos extra para el próximo tren).

Averigua la clase o el coche en el que tienes que subir en la parte frontal, lateral o trasera del tren y posiciónate en la plataforma en consecuencia.

Cede el paso a los pasajeros con dificultades, tales como personas con un montón de bolsas, personas con niños en cochecitos y personas en sillas de ruedas. Ofréceless una mano si se puede.

Nunca entrar o salir de ningún tren que esté en movimiento o cuando la puerta se haya cerrado. Si alguien quedara atrapado en la puerta, presione la parada de emergencia / palanca de liberación de la puerta / botón si el tren empieza a moverse. (Haga esto solamente en caso de emergencia, una vez el tren se detiene de este modo, es posible que tenga que ser inspeccionado de extremo a extremo (y puede causar un retraso considerable). A menudo hay multas por parar un tren de manera inadecuada y se te puede detener y entregar a la policía (una persona que no llega a subir al tren por falta de tiempo no es una razón válida para detener el tren).

Algunos trenes interurbanos en el Reino Unido tienen puertas con cierre centralizado. Cuando la puerta se puede abrir, la luz ámbar se enciende al lado de la puerta en el exterior, y una señal es iluminada por encima de la puerta por dentro. No trate de abrir una puerta cerrada. No te apoyes en las puertas, el uso de la parada de emergencia se activará si alguna llegara a abrirse.

A bordo

Los trenes ofrecen una amplia variedad de comodidades. Algunos trenes ofrecen sistemas de entretenimiento estilo línea aérea. Otros ofrecen muy poco a través sus las instalaciones, algunos no ofrecen aún sanitarios.

Los lavabos del tren están también a una amplia variedad de estándares, algunos no son muy limpios y pueden tener condiciones antihigiénicas extremas, mientras que otros son impecables y muy modernos.

Recoje su equipaje lo más que puedas. No permitas que obstaculice o cierre el camino o los asientos para los otros pasajeros.

Algunos trenes son bastante seguros, respecto de la actividad delictiva, otros no lo son. En caso de duda, asegúrate de que tu equipaje se guarda a la vista en todo momento. Si tienes tu propio compartimento, cierra la puerta desde el interior para dormir, de preferencia con tu propio candado.

Alojamiento a bordo

Si el tren lleva pocos pasajeros, simplemente siéntate en cualquier lugar (de preferencia en un asiento estable).

Si te encuentras en horas punta, en trenes británicos u holandeses, o en algunos trenes de la India o China, es posible que todos los asientos (si los hubiera) estén ocupados. No ocupes el techo, el baño, los bastidores de equipaje o el espacio debajo de los asientos o mesas.

Muchos trenes dan alojamiento de primera clase. Esto puede estar al alcance en algunos casos, o muy caros en otros. Estás pagando (por lo general) por un asiento más ancho y un compartimiento mucho más grande y vacío. Las ventajas que ofrece a los titulares de primera de clase suelen ser bastante mínimas (por ejemplo, té y café). Nunca, bajo ninguna circunstancia, viajes en primera clase a menos que tenga un billete o de otro permiso para hacerlo. En algunos países (como Bélgica), las mujeres embarazadas tiene acceso a la primera clase sin costo adicional.

Para los viajes durante la noche, considere invertir en una litera o en un compartimento con cama. Una cabina litera tiene alrededor de 6 camas para dormir y no de otras instalaciones, mientras que el ideal tendrá dos a cuatro camas y, posiblemente, las instalaciones de baño como un lavamanos o ducha.

Velocidad de desplazamiento

Los trenes viajan a velocidades muy diferentes. Los trenes rápidos en los países con redes ferroviarias eficientes suelen viajar hasta 300 km/h, haciendo el modo ferroviario el más rápido para quienes viajan distancias muy largas.

Otros, como el Reino Unido, cuentan con algunas líneas semi-principales corriendo tan lento como 60 km/h (por ejemplo, Blackpool de Leeds, una distancia de 135,4 kilómetros, y lo hace 2,25 horas, 60,2 km/h). Otras como “East Coast Main Line” circula a 200 km/h; el viaje de 600 kilómetros entre Londres y Edimburgo puede tomar tan poco como 4 horas y 20 minutos.

Los trenes suelen ser, aunque no necesariamente, más rápido que los autobuses.

Viajes por zonas

Europa

Especialmente en Europa occidental y central, los trenes son rápidos, eficientes y de costo competitivo comparado el transporte aéreo. Los trenes de alta velocidad como el TGV francés (Train à Grande Vitesse), el ICE alemán (InterCityExpress), el AVE español (Alta Velocidad Española) y los transfronterizos y servicios Eurostar y Thalys van a velocidades de hasta 320 km/h (200 mph) y, si se tiene en cuenta el tiempo de viaje hasta el aeropuerto y regreso, son a menudo más rápidos que el tomar el avión. La otra cara es que las entradas compradas en la propia estación pueden ser caras, aunque hay buenos descuentos disponibles si haces tu reserva con antelación o te aprovechas de diversos acuerdos y promociones. En particular, el Inter Rail (para los europeos) y Eurail (para terceros) alcanzan buena oferta de valor si planeas viajar extensamente por toda Europa (o incluso una sola región) y quieres más flexibilidad que la que te pueden ofrecer los billetes de avión baratos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*